Dormir nos ayuda a tener la energía necesaria para realizar las actividades durante el día de manera correcta. Se recomienda que los niños (de 5 a 10 años) duerman entre 10 y 11 horas. Los adolescentes (de 11 a 17 años) entre 8.5 y 9.5 horas.

Consejos para dormir mejor:

        Es importante tener un horario y una rutina de sueño. Intenta que no haya grandes variaciones en la hora a la que te vas a dormir durante la semana.

        Evita beber estimulantes antes de dormir, como son el café, el o las bebidas energéticas.

        No hay que cenar mucha cantidad, ya que retrasa el sueño. Intenta dejar un espacio de dos horas entre la cena y la hora de dormir.

        Evita la luz de las pantallas justo antes irte a dormir (tableta, televisión, móvil). La luz azul que emiten las pantallas del móvil o las tabletas reducen la melatonina, que es la hormona que induce al sueño.

        La habitación debe de ser un espacio silencioso, oscuro y tranquilo que facilite la conciliación del sueño.

        Haz ejercicio durante el día, esto ayudará a que duermas mejor, pero procura no hacer el ejercicio inmediatamente antes de irte a la cama.

        Si no has descansado correctamente durante la noche, se recomienda una siesta de 30 minutos.