Las grasas dan energía a nuestro cuerpo y no son malas. Sin embargo, tenemos que controlar su consumo.

¿Qué son las grasas? Son lípidos, masa adiposa que se encuentra en todas las células de los tejidos blandos de nuestro cuerpo. Una dieta equilibrada nos proporciona las grasas necesarias para tener una buena salud.

Algunos beneficios de las grasas:

        Ayudan a que nuestro organismo absorba mejor los nutrientes y las vitaminas.

        Actúan como aislante de los órganos internos. De esta manera, nos protegen frente a los golpes o las caídas.

        Forman parte de las membranas celulares y nos ayudan a mantener el control de calor de nuestro cuerpo.

¿Qué tipo de grasas existen?

        Grasas de origen animal. También se conocen como grasas saturadas. Este tipo de grasas se encuentran en los alimentos que vienen de los animales, como la mantequilla, la nata o el tocino. Hay que intentar no comer demasiado estas grasas ya que pueden hacer que nos suba el colesterol o que tengamos problemas en el corazón.

        Grasas de origen vegetal o polinsaturadas. Las encontramos en alimentos como los frutos secos, el aceite de oliva o el aguacate.  Este tipo de grasa es bueno para el corazón. Hay que intentar que el consumo de las grasas de origen vegetal sea superior al de origen animal.