Una dieta equilibrada se consigue comiendo de todo. Sin embargo, hay algunos grupos de alimentos que es preferible consumir más que otros. A continuación, te ayudamos a descubrirlo:

Cereales

        El pan, los cereales integrales y la pasta son alimentos que podemos comer todos los días.

 

        Es preferible no comer bollería industrial ni galletas, o por lo menos, que solo sea una vez por semana.

 

Frutas y verduras

        Es recomendable tomar 3 piezas de fruta y 2 raciones de verdura a lo largo del día. Lo más sencillo es distribuir la fruta en el desayuno, el almuerzo y la merienda. Y consumir las verduras en la comida y en la cena.

 

Huevos y lácteos

        Se recomienda consumir de 3 a 5 huevos por semana. Las personas que tienen problemas de colesterol deben reducir su consumo a 2 o 3 huevos por semana.

 

        Los lácteos son los productos derivados de la leche, como por ejemplo los yogures. Es recomendable que los lácteos que consumamos sean desnatados porque tienen menos grasas. 

 

        Los productos que incluyen nata, como las natillas o la crema de leche, es preferible evitarlos porque la grasa que tienen puede contribuir al aumento del colesterol y causar problemas en el corazón.  

 

Pescados y mariscos

        Se pueden alternar el pescado blanco, como el lenguado o la merluza, con el pescado azul, como el atún o la sardina.

 

        El pescado enlatado, como el atún en lata, se puede comer entre 2 y 3 veces por semana.

 

        El consumo de pescado frito no es recomendable para una dieta equilibrada.

 

Carnes y aves

        La carne de pollo, pavo, consejo o ave es muy recomendable para nuestra alimentación. Sin embargo, tenemos que limitar su consumo a 2-3 veces por semana.